Una aproximación a los personajes

Uno de los mayores y más fascinantes retos que se le presenta a un escritor es la creacióvamplordn de sus personajes.  En mi caso, tuve muy claro desde el comienzo que quería trabajar la imagen del anti-héroe romántico.  Me atraían la belleza, el horror y la muerte que simbolizan la figura del vampiro.  Son personajes envueltos en las sombras y en la decadencia de una vida que poseyeron y de la cual ahora solo conservan un triste remedo, más parecidos a fantasmas que vagan sin descanso en lugares igual de fantasmagóricos.

Naturalmente, una de mis metas era hacer énfasis en que el vampiro es un mito legendario y en que su figura despierta el más profundo terror, mezclado con la seductora atracción que personifica.  Cada uno de mis personajes refuerza esta idea del mito del vampiro para continuar eternamente resplandeciendo en la oscuridad.

Pero no voy a hacer una análisis exhaustivo de cada uno de los personajes ni tampoco a hablar de la evolución del vampiro como personaje, sino más bien de cómo estos últimos se alimentaron del mito y recorrieron la senda señalada por sus antecesores del romanticismo y la novela gótica, hasta detenerse en versiones más modernas.  Lo más importante a destacar es que no guardan relación alguna con los vampiros de Stephenie Meyer.  No son luminosos ni caminan bajo el sol, sino todo lo contrario: viven en las tinieblas, enfrentados a sus pasiones luciferianas, a la agonía del mal, a la fascinación por el abismo, el vacío y la nada.

rostroantoinepruebaUno de los personajes que mejor ejemplifica estas características es Antoine Léger.  Su aspecto es atrayente y repulsivo; posee una simpatía satánica.  Como cualquier vampiro que se precie, su presencia hipnotiza, congela y causa terror.  Como vampiro romántico, su punto débil son sus pasiones, representadas en Lucrecia Sauttier -humana, hija del líder de los cazavampiros- y Etienne Girardies.  Lucrecia es, sin duda, la personificación de la castidad angelical y del bien incorruptible, y despierta un fuerte deseo de seducción tanto en Antoine como en Etienne, precisamente por su belleza física y su pureza.  Antoine se nutre de la vida y del amor, aunque eso signifique destruir lo que ama; como un Don Juan de los infiern
os, priva del honor y de la pureza a la mujer que ama y la condena.  Etienne, en cambio, encarna todo lo opuesto de Antoine y es por esta coincidencia de los opuestos que ambos se atraen irremediablemente.  Al igual que con Lucrecia, siente hacia él un amor despedido y destructivo.

Etienne Girardies, el héroe que necesita redimirse al igual que un ángel caído, no es un simple protagrostroetiennepruebaonista a quien se le encomienda, sin quererlo, una misión concreta.  Su grado de implicación, su condena, tiene un coste muy alto: el sacrificio.  Su entrega en la causa por la que lucha es total y, aunque su amor por Isobelle Sauttier -humana, hermana menor de Lucrecia- es fuerte y sincero, sabe que al final tendrá que elegir entre salvar su alma, inmolándose por el bien mayor de la Humanidad, o salvar su amor verdadero.  De allí que su apodo sea El Redentor.  A pesar de ser una criatura de la oscuridad, posee integridad y evita traicionar sus principios.  Es un vampiro que no ha olvidado que un día fue humano y que tuvo sentimientos.  En su interior existe el conflicto entre el bien y el mal, y también se desatan tormentas apasionadas; así como ama a Isobelle, también es capaz de sentir pasión por Lucrecia.

Llegar a comprender el significado que subyace en el corazón de estos personajes solo se logra mediante una construcción precisa de todos ellos, incluso de los secundarios.  Construir una biografía resultó imprescindible para poder tener una empatía total.  Pude llegar a sentir sus angustias y vivir sus luchas internas y externas.  Se convirtieron en viejos amigos con quienes podía dialogar.  Muchas veces me llegué a preguntar cómo reaccionaría ante una situación como la que estaba creando, de ser cierta.  Cuando me sentaba frente al teclado del ordenador, mi dedos se desvinculaban de mi voluntad y tomaban vida propia, al igual que ellos, y los diálogos fluían como un torrente desencadenado.

Solo al final de la historia pude comprender lo importante que había sido caracterizar bien a los personaje, entender su psicología, crear una historia de fondo e investigar en profundidad para hacerlos de la manera más verosímil posible.  Esta es la única forma de establecer una comunicación con ellos y hacer que el lector o la lectora hagan lo mismo.  Espero que cada personaje les resulte imborrable y eterno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s