Novelas

Proyectos literarios que quiero compartir.

Oscuridad o Luz

Se avecina la lucha final que sumirá al mundo en la más absoluta oscuridad o en la luz de la esperanza. ¿De qué lado lucharás? ¿Te atreves a descubrirlo? Animales Nocturnos es tu historia.

60580106_5WECvgp_1390673720

Anuncios

Supersticiones aceptadas: una lógica interna coherente dentro de la historia.

No hay ninguna duda de que la figura del vampiro ha causado y causa una fascinación irresistible.  Son muchas las sensaciones, desde aversión hasta atracción.  No podemos olvidar que el vampiro ha cambiado con el paso del tiempo; aquel ser aterrador que salía de su tumba para atormentar a los vivos ya no es tal, puesto que ahora duerme en una cómoda cama con sábanas de seda en un magnífico loft en Nueva York o en cualquier otra metrópolis que ofrezca un amplio menú. jean_claude_by_katebu-d38rhm9

         Pero en estos tiempos que corren hay una cierta nostalgia por el terror nocturno que infundía.  Drácula, el referente literario por excelencia, descrito por Bram Stocker, nunca podrá ser reemplazado, ni tampoco Lord Ruthven, de William Polidori, o Varney el Vampiro, de James Malcolm Rymer.  A aquellos vampiros que tenían el toque aristocrático y misterioso, no sólo por su comportamiento, se les añadía el aspecto perverso, cruel y sinvergüenza.  También todo lo que les rodeaba era inherente a ellos.  El castillo, morada de un señor del mal, era el lugar perfecto para que aquellos vampiros causaran un terror feudal que se extendía a todo un territorio que dominaban, así como los bosques y pantanos de difícil acceso.  Esto, querido lector, lo hallarás en las páginas de Animales Nocturnos.

         Las leyendas y el folclore están llenos de detalles ricos y supersticiosos que aún hoy día continúan asustando a pequeñas poblaciones de los Balcanes.  Y muestran, cómo no, las tradiciones y la cultura de sus habitantes.  Estas leyendas no deben desestimarse ni ser objeto de burla por el simple hecho de haber “pasado de moda”.  Al contrario, la moda del vampiro edulcorado, cuya imagen es la de un guaperas romanticón, es pasajera y en nada se parece a la original, que siempre será la base de todas las historias.

        Dracula ZX_1024 El verdadero romanticismo del vampiro está ligado a la belleza destructora, a la exaltación de la muerte y de lo horrendo, al vacío de la “no existencia”.  Busca siempre el lado oscuro de las cosas o pervierte la luz y la extingue.  El dolor y la crueldad forman parte de lo voluptuoso y pasional;  no se concibe al ser sin el sufrimiento extremo.  Los hombres fatales tienen orígenes misteriosos, provienen de la alta alcurnia, poseen rostros pálidos con la culpa reflejada en ellos y ojos melancólicos e inolvidables.  Las mujeres son infelices, perseguidas en su inocencia, seducidas por un libertino, hasta que la sexualidad y la sensualidad aplacan cualquier moralidad; aunque también, las mujeres son fatales y representan a Lilith en todo su esplendor sensual.

         Muchos de estos aspectos, un tanto arquetípicos, se muestran en Animales Nocturnos, moldeados en un acto que pretende ser un claro homenaje a estos antihéroes románticos desesperados.

         Dentro de la historia hay una lógica coherente en cuanto a las supersticiones aceptadas.  El vampiro ha perdurado en el tiempo gracias a la compilación de datos y de información sobre sus orígenes, sus costumbres, su hábitat, sus habilidades, sus fortalezas o debilidades.  Continúa siendo un “no muerto”, una criatura cuya existencia se encuentra en el límite de la vida y de la muerte, vagando sin descanso, atormentado por la sed y el ansia por tener un corazón cálido y palpitante.  600x851_7858_Vampire_byul_2d_fantasy_vampire_girl_woman_portrait_picture_image_digital_art

Todo aquel que se haya documentado sobre los vampiros sabe que la luz del sol es dañina y que es una criatura monstruosa.  Aunque algunos vampiros de antaño podían salir tanto de día como de noche, y solo más tarde se les adjudicó la costumbre de salir a la puesta de sol.  Drácula, Carmilla o Lord Ruthven podían salir durante el día, pero preferían la noche; en el caso de Drácula este perdía sus poderes sobrenaturales, pero el sol no le afectaba demasiado.  Muchas de sus características antiguas se amoldaron al sentido literario romántico y continuaron su camino hacia la modernidad.  De estas características se alimenta Animales Nocturnos, navegando entre la nueva encarnación del vampiro romántico y el monstruo.

         El tema de la sexualidad tiene vital importancia.  No hay que olvidar que el mordisco, sádico y sensual, está íntimamente ligado a este respecto, sobre todo en la literatura.  En el caso de la historia que nos concierne, se explota, en lo que se podría llamar, un alto sentido del erotismo, donde se sugiere para causar intriga.  Siempre gusta más lo sugerido que lo mostrado abiertamente, porque lo mostrado ya no tiene ningún componente de misterio.

        vampire_and_lady_by_apetruk-d62xej3 Otro de los componentes vampíricos está relacionado con el féretro y con la tierra donde descansa; la tierra de los antepasados que ofrece la fuerza y la seguridad.  Las cavernas y lugares prohibidos también entran aquí.  Así pues, los vampiros allí descritos deambulan en estos escenarios y les confieren un nuevo encanto.  Estacas, agua bendita, armas para cazar vampiros, poderes sobrenaturales, mirada hipnótica, capacidad de convertirse en algún animal, magia, atractivo… ¿Continúan en el imaginario o han desaparecido?

         No quiero desvelar más de lo que deba, pues la idea es que descubran por ustedes mismos cuánto hay del vampiro tradicional y moderno y cuánto hay de las leyendas que forjaron a este personaje.  Como podrán intuir, es una invitación directa para que lean Animales Nocturnos y saquen sus propias conclusiones.  Es una invitación a descubrir si estas supersticiones que rodean a la figura del vampiro continúan vigentes o han perdido su poder, si son verosímiles dentro del universo fantástico de la historia.

Texto: Valeria Marcon.

Una posible significación de la historia: Animales Nocturnos

La eternidad es una carga pesada.  Si fuéramos eternos, todo cambiaría a nuestro alrededor, excepto nosotros.  Los personajes de Animales Nocturnos se nutren de esta eternidad; son fantasmas, un remedo de lo que una vez fueron, que vagan en el mundo sin experimentar cambios mientras que el mundo evoluciona a su alrededor.  Esta historia, a fin de cuentas, trata sobre vampiros.  ¿Acaso hay alguna otra criatura más atormentada por su inmortalidad que ésta?  ¿Qué otro persoav-28775naje es capaz de reflejar con tanta certeza y crueldad las dudas, los conflictos o la oscuridad que habita en nuestro interior?  ¿Hay alguna esperanza para la redención dentro de las sombras?

Esta ficción se ubica en un lugar también de ficción, ideal para desatar el imaginario vampírico hasta sucesos desbocados.  Los mortales e inmortales habitan sus calles.  Un suceso que genera el caos, ya que estas dos facciones irreconciliables, en principio, no pueden coexistir sin enfrentarse.  Los seres de la noche quieren aplastar a la humanidad y esclavizarla, mientras que los mortales luchan desesperadamente por sobrevivir y resistirse.  Esta lucha entre el bien y el mal no dista mucho de todas aquellas luchas ocurridas a lo largo de la historia del género humano.  Siempre ha habido y habrá una excusa para actuar según la conveniencia de cada bando.

Para Thomas Hobbes, la guerra era un estado natural del hombre por su propia ferocidad, por las consecuencias de sus propias pasiones carentes de moral.  Claro que esta afirmación la hizo hace casi tres siglos, en el clamor de las teorías evolucionistas y el desarrollo de la sociología.  Pero, tal vez debamos preguntarnos ¿ha cambiado en algo esta naturaleza del hombre de ser un depredador para sí mismo y el resto de las criaturas?  ¿Es la paz un sueño que solo tiene su realización gracias a la guerra, a la lucha constante por la supervivencia?

ownclantf8Hay pasiones que inclinan al hombre hacia la paz y la redención y es allí donde radica la posible significación de la historia de Animales Nocturnos.  Quiere dejar abierta la posibilidad de esta redención en las sombras que empañan el espíritu de sus personajes.  Claro está que, cada lector sacará sus propias conclusiones.

En este mundo complejo de luces y sombras hay cabida para otros temas universales como el amor y el odio, la lealtad y la traición, la amistad y la enemistad.  El uso recurrente de la coincidencia de los opuestos no es casualidad, ya que la vida misma está llena de estas coincidencias, sin las cuales no podríamos vivir.  La dicotomía entre Dios y el Diablo es un perfecto ejemplo.  No hay oscuridad sin luz.  E irremediablemente, los opuestos se atraen.

Los personajes de este universo no son buenos ni malos en su totalidad.  Se mueven y se manejan al igual que nosotros en una espiral de pasiones, esperanzas y sentimientos.  Podrían convivir perfectamente en nuestro entorno, con la única diferencia de que algunos tienen colmillos.  village-night-w

Al final de la historia, cuando el lector se haya paseado por las calles y mirado a través de los ojos de los personajes, es posible que se plantee muchas preguntas: ¿quién triunfará realmente?, ¿qué mundo puede quedar si la oscuridad prevalece?, ¿los vampiros son la parte negativa que queremos ocultar o somos como ellos aún sin proponérnoslo?  Estas cuestiones y otras más las dejo en el aire.  Tal vez sea una forma de convocar al vacío, a la nada que envuelve a los personajes, los ahoga, los sofoca en la mente y en el espíritu; una manera de reflexionar acerca de si es un verdadero final.

Texto: Valeria Marcon

Cómo nació la historia

Animales nocturnos se gestó hace varios años, cuando vivía en Venezuela. Nació con la generación de vampiros modernos de cualidades, si se quiere humanas, pasando de ser villanos a héroes malditos o, mejor dicho, antihéroes; monstruos embellecidos gracias al romanticismo. La historia se nutre del folclore y de las leyendas antiguas, porque era imprescindible conservar algunas de las raíces originales del vampiro antiguo para combinar sus características con la nueva imagen que se ha creado de él hasta el momento gracias al cine y a otras manifestaciones artísticas; era importante conservar el trasunto del mito, pero al mismo tiempo contribuir a la reinvención del mismo. Porque, insisto, no tiene nada que ver la imagen del vampiro tradicional con la del vampiro moderno de hoy día. Damon_Vampire_by_MiahTankian

Asimismo, se imbuye de la literatura gótica y moderna, haciendo un homenaje a escritores como Sheridan Le Fanu o Anne Rice, por nombrar a algunos; sin olvidar, por supuesto, a Drácula de Bram Stocker, como un importante referente que siempre permanecerá en el inconsciente colectivo, en la memoria de todos nosotros.

En Animales nocturnos los vampiros, a pesar de ser personajes oscuros y siniestros, son cercanos, diferenciados entre sí por las mismas oposiciones que ha habido y que hay en cualquier sociedad humana a lo largo de la historia hasta nuestros días. Están descritos y representados como cualquier persona con la cual se pudiera convivir, eso sí, en un lugar geográfico imaginario donde, en cualquier momento, puede romperse esa delgada línea de cohabitación

Definitivamente, este libro, Animales nocturnos, ocupa un lugar muy importante en mi corazón porque en él puse todo mi ser: mi carne, mi alma, mi sangre, mis esperanzas. Hacerlo me llevó tiempo y esfuerzo. Un esfuerzo que se vio recompensado el día en que tuve el primer ejemplar editado en mis manos.